Sinopis

En una Tierra asolada, hostil, convertida en un desierto, Sendero, un habitante proveniente de un singular valle, donde la tierra aún se nutre de agua y la gente acata los dictados de la muy estricta Costumbre, es encontrado inconsciente, malherido y empuñando un cuchillo por una tribu de nómadas en un lugar recóndito que solo ellos creen conocer; a su lado yace muerto uno de los nómadas. Sendero se sabe inocente, incapaz de cometer semejante crimen, aunque su memoria está rota y le cuesta poner sus recuerdos en orden. En los días que siguen deberá contar a la tribu su historia y convencerlos de su inocencia; pero tendrá que hacerlo caminando a su lado, porque los nómadas necesitan continuar su travesía a través del desierto en busca de agua: esta es la única manera que tienen para sobrevivir en este mundo árido. Al final estos decidirán qué hacer con él: la libertad si es encontrado inocente, la muerte si es culpable. Gracias a su singular don para narrar historias y a la ayuda de un extracto de cactus que lleva consigo, Sendero es capaz de transportar a los miembros de la tribu al Valle y a los lugares que se ha ido encontrando en su caminar. A lo largo de los días se van estableciendo lazos de amistad con los miembros de la tribu, va apareciendo el respeto, la complicidad, el amor… Poco a poco se enteran del propósito de su viaje: informar a los habitantes de la Tierra de la inminente llegada de los hombres que un día se fueron huyendo de la desolación y de su intención de convertirse en sus dueños otra vez; Sendero además trae algo prohibido por la Costumbre para enseñarles: la escritura. Pero la mente de Sendero sigue rota, y al mismo tiempo se siente más humano que nunca, con emociones nunca antes sentidas; algo se está despertando en su interior…

Anuncios

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: